"Lo que realmente necesitábamos era confiabilidad, tolerancia a fallos y soporte técnico. DNSBOX nos da tranquilidad..."
Mark Albutt, Gerente técnico, Probrand Limited, Reino Unido
"Los dispositivos DNSBOX de ApplianSys son maravillosos. Se los recomiendo a todas las personas que sé que tienen un servidor de DNS."
Matt Niswonger, Técnico en UltraTech Resources, USA
"Realmente no teníamos mucha experiencia en DNS y eso nos llevó a usar una solución basada en dispositivo..."
Jonathan Guthrie, Administrador de redes, CMPi - United Business Media, Reino Unido
"DNSBOX es uno de los elementos más confiables de nuestra empresa. Sencillo de instalar y configurar, no ha requerido mantenimiento"
CTO, Texas Association of Local Health Officials, USA
"DNSBOX es una solución excelente pero lo que realmente nos convenció fue la actitud de ApplianSys. Otros proveedores de dispositivos fueron realmente inflexibles..."
Mark Albutt, Gerente técnico, Probrand Limited, Reino Unido

Simplifique, controle y proteja su DDI

Una solución de gestión de DDI facilitará enormemente la administración de los nombres y números de su red, la planificación del uso de las direcciones IP y la ejecución de los servicios de DNS y DHCP. De hecho, la facilitará mucho:

  • Simplifica radicalmente el trabajo requerido, con lo que ahorra tiempo y dinero.
  • Aumenta el control sobre los datos implicados, el procesamiento de estos a cargo de las personas involucradas y el funcionamiento eficaz de los servicios a los que afectan dichos datos.
  • Protege estos servicios esenciales contra las peligrosas amenazas de seguridad y los fallos del servicio.

Para muchas organizaciones, la administración de DNS, DHCP y la gestión de direcciones IP (DDI) es un reto. Cuando ApplianSys entró en el mercado de la DDI con DNSBOX en el año 2002, la tarea ya era, por una parte, grande y trabajosa y, por otra, compleja y difícil. Desde entonces, las redes han crecido enormemente y su complejidad ha aumentado. El quebradero de cabeza para los administradores de red es aún mucho mayor…

Las herramientas estándar han diseñado flujos de trabajo deficientes, por lo que es innecesariamente difícil

  • Hay mucho que aprender y conocer sobre la configuración de los servicios de DNS y DHCP. Los administradores deben recordar el formato de datos correcto para las entradas, y estar familiarizados con protocolos complejos.
  • Trabajar con una línea de comandos aumenta el nivel de dificultad y el aprendizaje que requiere.
  • La edición de los datos de DDI parece pensada para complicarle la vida y darle más trabajo.
    • Hay un montón de pasos repetitivos y de ‘copia y pega’ de un sistema a otro.
    • Hay muchas cosas que hacer correctamente, tanto a nivel de sintaxis (tecleando bien los caracteres) como de lógica de la red (introduciendo los valores correctos y recordando los pasos adecuados).
    • Con tantas cosas que recordar, las posibilidades de cometer un error son muchas.
  • Hay varios servidores conectados que gestionar: tanto mantener cada uno de ellos como controlar los vínculos entre sí. Las herramientas estándar no lo ponen fácil.

El riesgo es alto, al igual que el impacto en el negocio si algo sale mal

  • Los errores tienen dos costes potencialmente altos:
    • Incluso un solo carácter mal tecleado podría significar un fallo del servicio de DNS o DHCP, con lo que la red dejaría de funcionar y podría ocasionar un gran problema empresarial.
    • Cuando se produce un problema, buscar el error a menudo no es fácil y lleva mucho tiempo.
  • Los servicios de DDI son un objetivo de máxima seguridad. Protegerse contra ataques como el envenenamiento de caché o el DoS es una tarea compleja con muchos aspectos que tener en cuenta.
  • Un fallo en el servidor también puede conducir al desastre, por lo que la fiabilidad y la redundancia son preocupaciones clave.

La dificultad del trabajo conduce a problemas de personal

  • Necesita a su personal más experimentado, que podría estar llevando a cabo otras tareas más productivas.
  • Delegar incluso las tareas más sencillas en el personal subalterno es difícil de hacer con las herramientas estándar.
  • Se vuelve dependiente de los expertos de su plantilla, por lo que si se marchan se encuentra ante un gran problema.
  • En la mayoría de las redes grandes, lo más habitual es que la carga de trabajo esté compartida (tal vez incluso entre diferentes equipos y en distintos lugares) y fragmentada (con varias herramientas, no un solo sistema). Compartir genera un esfuerzo adicional de coordinación, y puede conducir incluso a un conflicto entre personas o departamentos.

Una solución de DDI integrada como DNSBOX lidia con estos quebraderos de cabeza y le hace la vida más fácil.

Deje que el software haga el trabajo

Una buena aplicación de DDI integrada facilita la administración de DDI mucho más que herramientas como BIND o DNS de Windows, porque hace la mayoría del trabajo, con lo que usted hace menos. Los atributos que caracterizan a un buen software de gestión de DDI son los siguientes:

  • Interfaz gráfica de usuario: la forma en que se organizan las cosas en la pantalla hace que la información compleja de la red sea más fácil de abarcar y proporciona un flujo de trabajo más eficiente para llevar a cabo las tareas.
  • Inteligencia incorporada:
    • Automatización: entrada de datos en mucho menos tiempo; se acabó introducir los mismos datos más de una vez, y se consigue con los clics mínimos.
    • Validación: es el software quien comprueba los datos, con lo que usted tiene mucho menos de lo que acordarse.
  • El software proporciona procesos eficientes conjuntos para todos los aspectos:
    • Edición de datos y configuraciones para DNS, DHCP e IPAM.
    • Correlación del “plan” de datos en IPAM con los datos “reales” en DNS y DHCP.
    • Mantenimiento del servidor.
    • Gestión de vínculos con otros servidores de su arquitectura DDI.
    • Posibilidad de que varios administradores compartan el trabajo.

Como resultado de todo ello, la DDI se vuelve radicalmente más simple:

  • Mucho menos que conocer y recordar: el sistema le ayuda.
  • Gran ahorro de tiempo: la carga total de trabajo se reduce a una mínima parte de lo que era.
  • Más facilidad implica menos errores.
  • Se necesita menos experiencia, lo que le permite liberar a su personal más experimentado y transferir fácilmente la responsabilidad si se marchan.
  • Menor fricción entre equipos derivada de las dificultades de coordinación.

Comparta la carga de trabajo y consiga una mejor visibilidad

Obtiene un mayor control a todos los niveles en cuanto a:

  • Datos: hay mayor disciplina en la entrada de datos y la configuración.
  • Quién hace qué: la carga de trabajo se puede compartir de forma eficiente.
    • Establecer restricciones y permisos para diferentes usuarios.
    • Pistas de auditoría para dejar constancia de quién cambió qué y cuándo lo hizo.
  • Resultados finales: mejor control de su espacio de direcciones IP y de la red.
    • Con toda la información albergada en un único sistema centralizado y formas claras de visualizarla, es mucho más fácil ver y entender qué sucede con su DDI.
    • Como su plan de IPAM se sincroniza automáticamente con los datos en tiempo real, ahora este sirve para guiar el uso de direcciones IP como se pretendía.

Cerciórese de que sus servicios de DDI son seguros

Una solución de DDI integrada, en especial una basada en una plataforma de appliance robusta como DNSBOX, se ocupa de las amenazas a sus servicios de DDI y reduce considerablemente los riesgos:

  • Un buen software elimina los perjudiciales errores del usuario.
  • Muchas funciones de seguridad (en cada appliance y en los vínculos entre servidores) protegen contra amenazas como el acceso no autorizado a sus datos, el envenenamiento de caché o los ataques DoS.
  • Un fallo del equipo no debería dejarle sin servicio.
    • Un hardware y software de appliance fiables implica menos posibilidades de fallo de la unidad.
    • Disponer de una sencilla redundancia y mecanismos de recuperación facilita la creación de arquitecturas de DDI robustas.


Siguiente: Administración de DNS >

La versatilidad y escalabilidad de DNSBOX hace que todos nuestros clientes repartidos por todo el mundo tengan distintas formas y tamaños. ISP, grandes empresas, agencias gubernamentales e incluso registros de Internet simplifican, controlan y protegen sus servicios DDI con DNSBOX.

¿Cómo podemos facilitar su visita?


Denos algunos detalles sobre cuáles son sus necesidades y facilitaremos su trabajo diario proporcionándole solo aquella información que de verdad le interesa.